Descargar

Una mirada sobre la política exterior de Venezuela

FECHA: 24/08/2021
AUTOR(es): Joshua Céspedes

Consecuencia de la profunda crisis humanitaria, política y económica, el caso venezolano ha atraído la atención del mundo. La comunidad internacional observa hoy con sorpresa y preocupación el drástico cambio que el país ha dado en menos de dos décadas.

De un país petrolero, con una pujante economía e instituciones democráticas, Venezuela ha pasado a ser un país en quiebra, con una de las crisis migratorias más grandes de la región y un gobierno de corte cada vez más autoritario.

Este cambio de identidad para la comunidad internacional ha replanteado su posición en el mundo, ha transformado su imagen y en consecuencia su proyección, intensificando de esta manera una política exterior limitada a reaccionar y aislada de los objetivos de desarrollo de la comunidad global.

Bruce Cronin (1999), profesor de la Universidad de Columbia citado en el artículo “Identity in International Relations” (2017) de Felix Berenskoetter, asegura que “las identidades proporcionan un marco de referencia desde el cual los líderes políticos pueden iniciar, mantener y estructurar sus relaciones con otros Estados”[i].

Con esa reflexión es posible asegurar que este cambio de perspectiva de la comunidad internacional sobre Venezuela no responde únicamente a un factor externo o a las consecuencias de la crisis generalizada del país, sino a un cúmulo de resultados, producto de las interacciones que desde la llegada del ex presidente Hugo Rafael Chávez Frías y su propuesta de gobierno enmarcada bajo la idea del Socialismo del Siglo XXI tuviera con el mundo desde las instituciones del Estado venezolano.

Claudio Briceño Monzón (2011), a lo largo de su artículo, la Política Exterior de Venezuela en los Tiempos del Socialismo del Siglo XXI: Entre la autonomía y la subordinación al capitalismo global, establece que:

“Según Roberto Russel y Juan Gabriel Tokatlian, los cinco modelos de política exterior que se han desarrollado en América Latina en su vinculación con Estados Unidos a partir del fin de la Guerra Fría son: el acoplamiento, el acomodamiento, la oposición limitada, el desafío, y el aislamiento. El caso de Venezuela, con el gobierno de Hugo Chávez pos 2002, al radicalizar su distanciamiento y rechazo a los Estados Unidos tanto a nivel mundial y regional, es un ejemplo del desafío”. (pág.83)[ii]

Con la llegada a Venezuela de la autodenominada revolución bolivariana en 1999, la identidad como país petrolero y democrático prometió ser transformada. La propuesta de una asamblea nacional constituyente que terminó redactando una nueva Carta Magna para el país, selló y dio inicio a este proceso que transformaría por completo nuestra relación con la comunidad internacional.

Al presentarse frente al mundo como “sujetos de transformación histórica”, portadores de una “revolución popular” asumieron -de igual manera que muchos de sus predecesores a lo largo de la historia-, que su modelo estaba íntimamente ligado a condiciones externas que permitieran su supervivencia, de allí la importancia de exportar el modelo y proyectarlo más allá de sus fronteras.

Esta proyección paradigmática se transformó entonces en el núcleo central de la política exterior del ex presidente Chávez, continuado hoy por su sucesor Nicolás Maduro Moros.

El auge de los precios del petróleo permitió entonces un mayor protagonismo al gobierno venezolano en los foros internacionales y un respaldo diplomático vigoroso a su confrontación verbal contra Estados Unidos. Se exacerbó la narrativa “antiimperialista”, se estrecharon relaciones políticas y comerciales con Rusia, China, Irán, Bielorrusia, al mismo tiempo que se fortalecieron iniciativas multilaterales en la región opuestas a las impulsadas por Estados Unidos, como es el caso del ALBA, Petro Caribe, Petrosur e incluso se financia un medio de comunicación que responde a esta nueva dinámica: Telesur.

En la actualidad la política exterior de Venezuela bastante distante al periodo comprendido entre 1958 – 1999 cuyos objetivos, enmarcados bajo la Constitución de 1961, giraban en torno a la consolidación de la democracia venezolana y su proyección hacia el mundo como un país petrolero dispuesto a fortalecer el dinamismo institucionalizador y democrático de la región, así como favorecer el clima de integración económica conforme a los principios de una democracia liberal; los valores clásicos para el hemisferio occidental durante la Guerra Fría.

En palabras de María Teresa Romero, comunicadora social y master en Política Exterior, durante una charla para la Universidad Metropolitana titulada “Diplomacia y política exterior venezolana desde la visión de 5 internacionalistas” sostuvo que:

“Comparada con la gestión internacional de la primera mitad del siglo XX” -el periodo democrático- “tuvo una relativa continuidad y coherencia en sus procesos de formulación, ejecución y evaluación al establecer por primera vez en la historia de Venezuela, y también cumplirlo con relativo éxito, un conjunto de metas, intereses, objetivos, acciones y reglas de juego permanentes, de carácter internacional.” (2021)[iii].

A contraposición de lo dicho, Elsa Cardozo asegura que “el balance de la política exterior de la revolución bolivariana es similar a su desempeño nacional”. Una transformación diametralmente opuesta a la que acostumbraba la comunidad internacional sobre Venezuela y que sigue su curso hoy pese a las circunstancias políticas, económicas y sociales. Como lo deja ver una revisión sumaria a la página web de la cancillería venezolana en donde destacan los siguientes cuatro ejes de su política exterior:

  1. Consolidación de una nueva geometría del poder en Latinoamérica y el Caribe: a través de un estrechamiento de los lazos políticos y comerciales con las organizaciones ya creadas a fin de hacer frente a la presión de Estados Unidos.
  2. Romper los cercos y el Plan Vuelta la Patria: con el interés de dar vuelta a la “campaña mediática” sobre la crisis generalizada en Venezuela y ocultar los efectos de la migración masiva.
  3. Geopolítica para evadir el bloqueo económico: a través de alianzas internacionales con actores políticos lejos de la órbita tradicional y que desafíen el statu quo.
  4. Alianzas militares para la defensa de la soberanía nacional: ante las potenciales amenazas diplomáticas y de fuerza que pudieran sugerir la comunidad internacional.[iv]

Estos cuatro ejes destacan una profundización de la política iniciada por el gobierno del ex presidente Hugo Chávez y en consecuencia demuestra lo ideológicamente influenciada que es esta, así como su carácter limitado de acción frente a la evolución del panorama internacional, la cuál a diferencia de su remitente más cercano no responde a los principios constitucionales o la deliberación de las fuerzas políticas en un espacio democrático sino a la voluntad y necesidad de la “revolución” en curso.

Cambiar la identidad de Venezuela en la comunidad internacional es una labor imperante para el desarrollo internacional. Esta imagen disidente no cesará con una mejora significativa de la crisis generalizada sino a partir de un esfuerzo diplomático y la deliberación democrática de la sociedad venezolana, sobre su proyección e intereses con la comunidad internacional.

Entender la Política Exterior como nuestra carta de presentación es fundamental, pues como en toda sociedad la impresión cuenta.

[i] Berenskoetter F, (2017). Identity in International Relations. Oxford University. [Articulo en línea] Disponible en:

https://oxfordre.com/internationalstudies/view/10.1093/acrefore/9780190846626.001.0001/acrefore-9780190846626-e-218#acrefore-9780190846626-e-21<8-bibliography-0001

[ii] Mónzon B. & Claudo A. (2011). La Política Exterior de Venezuela en los Tiempos del Socialismo del Siglo XXI: Entre la autonomía y la subordinación al capitalismo global. Cuadernos sobre relaciones internacionales, regionalismo y desarrollo. Universidad de los Andes, Venezuela. Disponible en: https://biblat.unam.mx/es/revista/cuadernos-sobre-relaciones-internacionales-regionalismo-y-desarrollo/articulo/la-politica-exterior-de-venezuela-en-los-tiempos-del-socialismo-del-siglo-xxi-entre-la-autonomia-y-la-subordinacion-al-capitalismo-global

[iii] Universidad Metropolitana. (2020). Diplomacia y política exterior venezolana desde la visión de 5 internacionalistas. Venezuela. Disponible en: https://www.unimet.edu.ve/diplomacia-y-politica-exterior-venezolana-desde-la-vision-de-5-internacionalistas/

[iv] Montilla, Román. (2018). Cuatro ejes de la política exterior venezolana en 2018. Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores. Venezuela. Disponible en: http://www.mppre.gob.ve/2018/12/21/cuatro-ejes-politica-exterior-venezuela-2018/

 

Las opiniones y/o conceptos expresados en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente la organización comparte lo expresado.