Descargar

Obstáculos propios y extraños para la vacunación

FECHA: 14/05/2021
AUTOR(es): Tadeo Arrieche F

A poco más de un año desde la entrada de la pandemia a la vida cotidiana, el tenor de las interrogantes cambió, pasando de preguntarnos el modo de contagio del covid-19 hasta llegar a la incertidumbre del momento de la vacunación.

El obstáculo fundamental a superar en una situación como la que atraviesa la humanidad, es la desinformación y la opacidad. En los países de América Latina, existen dificultades sobre el alcance de las redes de salud en determinadas poblaciones, que no permite que las personas puedan conocer los beneficios del proceso de vacunación.

En el caso de Venezuela, para el año 2016 existían “16.908 establecimientos de la Red de Atención Comunal y 293 hospitales en el sector público” [i], para una población estimada de 30,6 millones de personas para el año 2015. (Organización Panamericana de la Salud, 2017, p.247)

Por otro lado, los problemas de conectividad en poblaciones rurales, someten a los ciudadanos a un esquema informativo selectivo y en algunos casos ausentes, lo que se exacerba con la escasa claridad de los organismos estatales en dar a conocer los protocolos de vacunación y las diligencias que realizan frente a entidades extranjeras, para obtener vacunas.

Aun en la población conectada a medios y redes de comunicación, pueden tener una carga informativa diversa, extraoficial y en definitiva falsa, que desvirtúan los efectos de la vacunación, sometiendo a los ciudadanos a una serie de sospechas sobre impactos secundarios, que son mínimos ante el control de contagios, hospitalizaciones y muertes, luego de iniciado el proceso de vacunación.

La barrera material vigente se ubica en la capacidad de producción de la vacuna. Nuevamente los discursos estridentes contra las potencias económicas e industriales van al traste, cuando países como Estados Unidos de América, Reino Unido, Alemania, Rusia, China y la India, se convierten en los primeros productores de la vacuna, con una definitiva presencia de la empresa privada radicada en esos territorios, que ha satisfecho parte de la demanda de América Latina.

Cuadro 1 – Tomado de «Cronología: Rastreando el camino hacia la vacunación en América Latina» del 10.5.21, elaborado por Luisa Horwitz y Carin Zissis en www.as-coa.org

 

Estas empresas con apoyo de esos países producen la vacuna para terceros, pero también su capacidad de reserva y compra se ha dirigido a su propia población. El caso de India, que se convirtió en uno de los principales distribuidores de vacuna para los países europeos, tuvo que retener cerca de 2,4 millones de dosis diarias para su población, visto que al cierre del mes de marzo se producían 50.000 contagios por día en ese país. [ii]

Hasta la fecha el asunto de los costos de las vacunas no pareciera tener un peso específico para los Estados, en primer lugar porque hay un claro problema de disposición y en segundo lugar, porque la vacunación es más económico como proceso de control de los contagios, hospitalizaciones y fallecimientos, que invertir en la construcción de plataformas sanitarias que ameritan infraestructura, equipos y personal especializado, aunque sin duda esto último es parte de un ejercicio responsable de la política pública de salud de un país.

Ya en países considerados como de “ingresos medios” sufren el retraso de entrega de vacunas por consecuencia presupuestaria, como es el caso de Colombia, que tienen acceso limitado al mecanismo COVAX y solo cuenta con un presupuesto anual sanitario de 10.000 millones de dólares, para una población de 50 millones de habitantes.[iii]

El llamado del presidente de los Estados Unidos de América, Joe Biden, en días recientes, para evitar la exigencia de patentes de exclusividad de la vacuna contra el covid-19, permite creer que los precios pueden ser controlados, aunque esa propuesta debe encontrar un equilibrio para proteger los incentivos en el campo de la propiedad intelectual.

Tal vez el problema más cercano para los venezolanos, además de la opacidad en lo relativo a la política pública para atender la vacunación contra el covid-19, es el referido a la preparación del Estado para comprender el rol de la empresa privada en la compra y distribución de la vacuna.

Cuadro 2 – Tomado de «Cronología: Rastreando el camino hacia la vacunación en América Latina» del 10.5.21, elaborado por Luisa Horwitz y Carin Zissis en www.as-coa.org

Esto es una situación que probablemente implica un alto costo político, para quienes desde el poder se han empeñado en colocar a los empresarios en el papel de adversarios en el campo discursivo. Sin embargo, un país que tiene severos retrasos en el plan de vacunación que se traducen en hospitalizaciones y eventuales muertes por el covid-19, tiene que asumir un cambio de visión de las relaciones públicas-privadas para la atención sanitaria de calidad.

Con la disposición de la vacuna en Venezuela, el Estado va a requerir de un rápido mecanismo para atender a la mayor cantidad personas, que, por la condición de la red de salud y su personal, es necesario estimular un plan eficiente.

En ese sentido, es menester canalizar la labor de los particulares para el escenario de compra de vacunas para la atención de sectores que mantengan la producción de bienes y servicios esenciales – donde se encuentran también sectores vulnerables -, el transporte y distribución de vacunas al territorio nacional, el establecimiento y desarrollo de cadenas de refrigeración aptas para la vacuna y el empleo del cuerpo de médicos y enfermeras afiliados a centros privados.

Sobre este particular, países como Estados Unidos de América, Argentina, México y Brasil, transitan el camino hacia la conexión con la empresa privada, para que a través de redes de farmacias y clínicas se sumen esfuerzos para la compra y distribución de la vacuna.

Dar los pasos requeridos hacia la información transparente y el establecimiento de una alianza entre Estado y Sociedad para atender la vacunación contra el covid-19 en Venezuela, significa salvar vidas, pero también el comienzo del rescate de un enfoque institucional al servicio de los ciudadanos.

[i] Organización Panamericana de la Salud. (2017). Salud en las Américas. Resumen panorama regional y perfiles de país. Washington D.C, Estados Unidos de América.

[ii] New York Times (2021). India se aferra a las vacunas y, ante el aumento de contagios, restringe las importaciones. Por Jeffrey Gettleman, Emily Schmall y Mujib Mashal, del 30 de marzo de 2021. Recuperado el 10.5.21 de https://www.nytimes.com/es/2021/03/30/espanol/india-vacuna-astrazeneca.html

[iii] DW (2021). Costo de las vacunas, una carga para países emergentes como Colombia. Por Thomas Kohlmann del 23 de marzo de 2021. Recuperado el 10.5.21 de https://www.dw.com/es/costo-de-las-vacunas-una-carga-para-pa%C3%ADses-emergentes-como-colombia/a-56965359

 

Las opiniones y/o conceptos expresados en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente la organización comparte lo expresado.