Descargar

El mito del año 2021: el país de ahora

FECHA: 04/01/2021
AUTOR(es): Tadeo Arrieche F

La mención del año 2021 como fecha de término de un proceso político, se posicionó en el escenario nacional al ser señalada en varias alocuciones por el expresidente Hugo Chávez.

Esa idea fue tomando fuerza a medida que el proyecto político hegemónico del exmandatario, a través de plataformas aluvionales como el Movimiento V República y luego mediante la conformación del Partido Socialista Unido de Venezuela, fue sorteando obstáculos por vía electoral y vías de fuerza, inclusive luego su fallecimiento.

Si bien durante más de 20 años el denominado “chavismo” ha permanecido en el poder, desde la perspectiva que quiera verse -legítima e ilegítima -, el proyecto no se mantuvo incólume, de acuerdo a las críticas de los promotores originales.

Los discursos hacían ver el 2021 como el año de la consolidación de un concepto político – que en fecha coincidiría con los 200 años de la Batalla de Carabobo – donde se habrían materializado los principios expuestos en la Carta Magna – aspecto motivador de la presentación de la “revolución” desde las elecciones de 1998 -, en la cual prevalecería una mejor condición social y económica[i], a la expuesta en los últimos años del siglo XX, sin embargo los ribetes de ejercicio hegemónico e indefinido del poder quedaron en evidencia, en la práctica y en el torpedeo constante a los frenos que impone la Constitución en ese sentido.

A la llegada del 2021, la política y la economía tienen rastros que el llamado “Socialismo del Siglo XXI”, son la concreción del manejo discrecional de las instituciones y una severa contracción económica, con el resultado de una gobernabilidad democrática comprometida, que no se oculta con eventos de participación cuestionados por un sector de la población, con el agravante que no existe un muro de contención real en manos de los factores políticos adversos.

En la parte política, la confusión adrede del Estado-Partido-Sociedad, la anulación de la alternabilidad mediante la reelección indefinida, la débil protección a los Derechos Humanos, el esquema de intervención a los partidos políticos de oposición y la implementación de esquemas de excepción al cumplimiento de la Constitución, dejan en vilo el supuesto talante democrático ofrecido en el proyecto original.

Eso ha tenido un costo internacional, ante el desconocimiento del factor de gobierno por parte de las alineaciones del mundo occidental y a lo interno, por el cuestionamiento al sistema electoral, que no permite la conformación de válvulas de escape.

Pero tal vez, sea el asunto económico el que revela el mayor fracaso para los ciudadanos, independientemente de su posición política.

Una contracción económica de 7 años, es el resultado de la reducción de los ingresos petroleros, 13 años de control de cambio, una constante política de expropiaciones, el asedio a la libre empresa y las sanciones internacionales, en el entendido que estás últimas tienen influencia limitada, sobre los efectos causados por las erróneas o inexistentes políticas económicas.

Ante esa circunstancia, quienes ejercen el poder pensaron en ajustes en su vértice económico – expresos y solapados – a los fines de recuperar la economía, lo cual se pretendió desde 2016 en el marco de un Decreto de Estado de Excepción y Emergencia Económica y más reciente con la emisión del texto denominado “Ley Constitucional Antibloqueo para el Desarrollo Nacional y la Garantía de los Derechos Humanos”.

Ambos insumos son excepciones al cumplimiento de la Constitución, que ya comprometen elementos consustanciales de la democracia, como lo es Estado de Derecho y la separación de poderes.

Dentro de los mecanismos expresos, la denominada “Ley Antibloqueo” expresa como objetivos la promoción de la intervención del aparato productivo privado venezolano y la generación de riquezas, que apalancan en la creación del “Centro de Inversión Productiva de Venezuela”.

Tales conceptos fueron cuestionados por algunos sectores de oposición, empresarios y académicos[ii], por ser contrarios a los aspectos de confianza y transparencia que debe inspirar la economía.

Pero tal vez lo llamativo, es la serie de desregulaciones que por vía de hecho marcan la economía, siendo evidentes la presencia de las divisas (dólares y euros) como medio de pago en las transacciones comerciales y obligaciones surgidas entre particulares, mientras la Constitución vigente señala al Bolívar como la moneda de curso legal y la ausencia de regulaciones de precios a los bienes y servicios, aun con la vigencia la Ley de Precios Justos, normativa que causó serias distorsiones en la economía.

Si bien estos cambios no pueden entenderse como un viraje real en la política económica de quienes ejercen el poder, vale la pena recalcar la motivación de estos.

El asunto relacionado a la imposición de las sanciones internacionales al Estado Venezolano ha servido de excusa para mostrar la necesidad de estos supuestos cambios, pero en realidad hay una evaluación de orden político que señala que el ejercicio de gobierno no fue eficiente y ha colocado en riesgo la obediencia de los ciudadanos al mismo, lo que recae en el cuestionamiento de la legitimidad política, requisito fundamental de la gobernabilidad.

La concepción tosca del ejercicio de gobierno implica para algunos el control absoluto del Estado, la Sociedad y todas las relaciones presentes, pero ante el fracaso de esa fórmula y la imposibilidad de una política económica viable, han impulsado ajustes solapados en la actitud intervencionista, para pretender establecer una gobernabilidad a secas, lo cual adicionalmente se sustenta en el control político del reducido contexto institucional o seudo institucional.

Los sectores opuestos a la administración central, no recogen esos hechos visibles en la economía como reales cambios, pero tampoco hay una propuesta progresiva y viable donde la oposición pueda marcar e incidir en políticas diferenciadoras en el asunto económico.

En lo particular no celebro como se producen estos hechos, pero es de advertir que el 2021 llega con las negativas consecuencias sociales y económicas del “Socialismo del Siglo XXI”, pero también con la evidencia de un contexto económico marcado por la supuesta devolución de empresas expropiadas, la dolarización en proceso[iii] y la inexistencia de regulación de precios, que son preceptos alejados del socialismo, derrotando lo anunciado desde 1998.

Por el contrario, tales ejecuciones están cerca a la restitución de los derechos de propiedad, la libre empresa y el acceso libre de bienes y servicios, así sea de manera incompleta y de orden temporal.

Quizás la tarea pendiente sea entender este entorno, para desarrollar en la sociedad el convencimiento de la necesidad de la libertad económica y la libertad individual para vivir mejor.

i Ahora, todas estas misiones deben ir convergiendo a la gran Misión, no lo olvidemos la Misión Cristo: pobreza cero en el año 2021. En el año 2021 no debe haber pobreza en la tierra venezolana.”. Alocución del expresidente Hugo Chávez, el 28 de agosto de 2004 en el Paseo Los Próceres, Caracas, Venezuela. Recuperado el 1 de Enero de 2021 de http://todochavez.gob.ve/todochavez/1539-discurso-del-comandante-presidente-hugo-chavez-en-acto-del-desfile-de-las-misiones-bolivarianas

 

ii“Así lo considera Levy, quien no cree que un “verdadero inversionista” vaya a ser atraído por “un esquema de esta índole, donde el secretismo es lo que prima” y menos en un país cuyo Gobierno ha expropiado centenares de empresas “y no ha sido capaz de ponerlas a funcionar”.” Declaraciones de Sary Levy, miembro de la Academia de Ciencias Económicas de Venezuela para el medio de comunicación Efecto Cocuyo. Recuperado el 1 de Enero de 2021 de https://efectococuyo.com/politica/ley-antibloqueo-en-venezuela-aplicable/

 

iii “El economista Pedro Palma, director de Ecoanalítica, indicó que en promedio, 64% de las transacciones en el país se realiza con divisas, lo que supone un alza con respecto a la medición que la consultora hizo en julio pasado y cuyo resultado fue de 60%.” Declaraciones de Pedro Palma, miembro de la Academia de Ciencias Económicas de Venezuela para el medio de comunicación Tal Cual. Recuperado el 1 de Enero de 2021 de https://talcualdigital.com/aumenta-a-64-las-transacciones-con-divisas-en-venezuela/

 

 

Las opiniones y/o conceptos expresados en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente la organización comparte lo expresado.